Home / Artículos / El libro de Tere
single

El libro de Tere

Las noticias sobre abusos sexuales a menores están en las portadas de los periódicos de manera cíclica. Hoy sin ir más lejos el sumario del informativo de la noche llevaba dos historias centradas en los abusos a menores.

Como madre, si hay un riesgo del que me resulta complicado hablar con mis hijos es éste. De hecho, no lo he hablado aún con ninguno de ellos de manera explícita.

Me resulta complicado encontrar el equilibrio para no pasar la línea que separa lo que es enseñar a un niño a protegerse frente a un adulto, de la alarma y el miedo que puede generar la advertencia si la planteamos en toda su crudeza.

Ir a Youtube para ver el vídeo

Esta semana ha caído en mis manos este vídeo ( “El Libro de Tere” es parte de la campaña “Protégeme”, del consorcio IXOQIB de Guatemala y apoyado por la Embajada de Suecia), en el que se aborda con acierto el tema del pudor, la intimidad o la confianza. Como siempre en estos temas, lo mejor es cultivar desde que nuestros hijos sean pequeños un clima de confianza en el que sientan que pueden contárnoslo todo. Porque cuando hablamos de abusos tan importante es lo que ha sucedido realmente, como el sentimiento que le quedó al menor. Hay miradas o caricias que son tan sucias como otro tipo de actos y que también pueden dejar a un niño conmocionado.

En ocasiones una naturalidad o espontaneidad mal entendida puede llevarnos a no respetar el pudor o la intimidad de un niño. Sin embargo, es este sentido del pudor, de vergüenza natural o el hecho de querer reservar determinadas cosas para la intimidad, lo que nos permitirá darles algunas herramientas que les podrán ayudar:

  • Hay zonas de su cuerpo que nadie debe tocar.
  • Es normal sentir vergüenza y no querer enseñar determinadas partes del cuerpo. Nadie puede obligarte a hacerlo.
  • Confía en ti y si hay alguna situación que te hace sentir incómoda busca un adulto de confianza y cuéntale lo que haya pasado.

Mi experiencia al ver este tipo de vídeos con mis hijos mayores (9 y 12 años) es que ellos entienden los consejos prácticos, pero se dan cuenta de que estamos queriendo decirles algo más de lo que dice el vídeo, aunque -afortunadamente- ni se imaginan de qué se trata. Por eso me resulta tan difícil encontrar el equilibrio del que hablaba al principio.

En nuestro caso hemos optado por no transmitir miedo pero sí dar pautas claves de lo que tiene que hacerles pensar que algo no va bien. Y sobre todo por hacerles ver que todo, absolutamente todo, nos lo pueden contar, porque solo de ese modo, si surge un problema, podremos buscar una solución.

Post Tagged with , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *